Las partes del cuerpo de la mujer que se deterioran en mayor medida con el paso del tiempo son el abdomen y las mamas.

            La Cirugía Plástica, Reparadora y Estética tras el embarazo engloba los procedimientos quirúrgicos que se aplican para reparar o corregir los signos de deterioro estético corporal que pueden aparecer como consecuencia de los cambios que el cuerpo sufre con la maternidad. El proceso de la maternidad, (embarazos, lactancia...etc.) no es una enfermedad, pero los fenómenos fisiológicos que en él se dan hacen cambiar el cuerpo y, en ocasiones, pueden acelerar la aparición de signos de envejecimiento facial y/o corporal. El pecho vacío, caido y la aparición de estrías y flaccidez en la piel del abdomen son motivos de consulta en el Cirujano Plástico. El Dr. Vila Moriente lo sabe muy bien y responde a nuestras preguntas.

            .- ¿Dr. Vila Moriente, los hijos pasan factura al cuerpo?

Si. No todo el mundo lleva los embarazos como Heidi Klum o Nieves Alvarez. En algunos casos se produce un cambio tan drástico, y para mal, en el cuerpo de la mujer que provoca muchos disgustos a la hora de verse en el espejo, ponerse un bikini o tener relaciones sexuales.

            .- ¿Cuáles son las zonas del cuerpo femenino más afectadas?

Las zonas del cuerpo más relacionadas con la maternidad son las mamas y el abdomen, áreas que, por otra parte, constituyen en sí mismas uno de los principales motivos de consulta de las mujeres en nuestra especialidad. Los embarazos siempre van asociados a cambios en el cuerpo de las mujeres y, en numerosas ocasiones, hacen que éstas se planteen la posibilidad de corregirlos quirúrgicamente para recobrar la armonía e imagen corporal alterada.

            .- ¿Las mujeres se realizan habitualmente estas intervenciones?

Si. Una chica de 38-40 años tiene una legítima aspiración a recobrar su imagen corporal alterada en mayor o menor grado por la maternidad. Hoy día con esa edad sales con amigas, parejas a cenar o bailar, usas bikinis bonitos y te gusta gustar. Tener hijos es maravilloso pero tienes derecho a recuperar en lo que se pueda ese aspecto que tenías anteriormente.

            .- ¿Las intervenciones más demandadas?

Tras la época vital de embarazos, lactancia... etc., muchas mujeres se plantean la posibilidad de corregir aquellas partes del cuerpo en las que la repercusión anatómica, fisiológica y estética ha podido ser mayor. La abdominoplastia, la reducción, la elevación y, en ocasiones, el aumento mamario constituyen las intervenciones que se demandan con mayor frecuencia.

            .- ¿La abdominoplastia es como una liposucción?

No, ni mucho menos. La liposucción es la extracción de la grasa pero sin tratar la flaccidez cutánea. La abdominoplastia consiste en la extirpación del exceso de piel y grasa abdominal y en la corrección de la flaccidez muscular. Esta situación de exceso de piel y relajación de la pared abdominal se suele dar en mujeres que han tenido varios embarazos. Con ella se consigue un abdomen más plano, más firme y una cintura más estrecha. Además junto con la piel se extirpan las estrías de esa zona.

            .- ¿Es una intervención frecuente?

La abdominoplastia es una de las cirugías mas frecuentes en la cirugía plástica, reparadora y estética, y son sobre todo mujeres entre los 40 y 50 años las que se someten a esta intervención para mejorar esa zona de su anatomía que tras los embarazos no recuperó su situación normal.

            .- ¿Se puede hacer entonces a mujeres que no hayan tenido hijos?

En este caso se realiza en mujeres que tienen gran laxitud cutánea o un faldón significativo por obesidad. De todas formas el 90% de abdominoplastias las hago en mujeres que si han tenido hijos pues se suma la separación y flaccidez de la musculatura abdominal.

            .- Se puede hacer justo después del parto?

No. La abdominoplastia se lleva a cabo una vez que ya no se van a tener mas hijos. Lo recomendable es realizarla una vez pasada la fase de los embarazos, sean uno o varios, aunque no contraindica el quedarse embarazada de nuevo. La piel y los músculos vuelven a dar de si.

            .- En cuanto a las mamas, ¿cuáles son los problemas tras el embarazo?

Según cada persona. Pueden quedarse más grandes requiriendo realizar una reducción para mejorar las molestias por sobrecarga, se pueden descolgar y perder la posición de las mismas y pueden sufrir una atrofia progresiva quedándose vacías.

            .- Lo habitual es el descolgamiento, ¿no es así?

La verdad es que si. En este caso se realiza una elevación mamaria o mastopexia cuyo propósito es levantar y reafirmar el pecho que se ha caído y ha perdido tono y elasticidad en su piel tras el embarazo y lactancia

            .- ¿Y qué pasa con el volumen perdido?

Si la paciente tiene senos flácidos, pero con suficiente volumen, esta cirugía se practica de manera aislada, pero si requiere aumento de volumen se puede acompañar de colocación de prótesis mamarias mejorando así el resultado. Las cicatrices resultantes, varían desde la vertical hasta la T invertida teniendo en cuenta que al realizar una mastopexia no sólo tratamos la piel, sino que se reconstruye el propio tejido mamario que también se ha caído. No olvidemos que son 3 horas de quirófano.

            .- Supongo que estas operaciones de abdomen y pecho requieren una planificación especial…

A la hora de valorar si una paciente puede o no someterse a una intervención de cirugía plástica, reparadora y estética de estas características es importante tener en cuenta que cada paciente es un caso distinto. La indicación sólo puede ser establecida de forma personalizada, tras una valoración global realizada por el cirujano plástico y una correcta sintonía entre dicho especialista y la paciente. En la consulta se estudian la situación clínica actual, la historia previa, las características específicas de la paciente, sus aspiraciones, su situación vital, etc. En resumen, un planteamiento terapéutico personalizado sin perder de vista el sentido común.